Inicio » Desarrollo » 2 años » Celos en los niños de 2 a 4 años

Celos en los niños de 2 a 4 años

celos1

Es normal que los niños puedan experimentar más apego por uno de sus padres y se identifiquen con el padre del sexo opuesto. En algunos casos, estas situaciones no presentan inconvenientes; aunque, en ocasiones,  los celos pueden transformarse en obsesiones y los niños intentan impedir que sus padres se acerquen. Esto muchas veces puede afectar a la relación de pareja.

Los celos son emociones  que surgen cuando se siente amenazada una relación. Los niños se ven amenazados al ver a sus padres juntos, y sienten que perderán el cariño de su madre o padre. Ante esta situación, actúan con la intención de “resguardar” el ser amado solo para sí.

Los celos se explican por medio de los complejos de Edipo y de Electra. Los niños sienten un apego especial por el padre del sexo opuesto (niña por padre o niño por madre).

El complejo de Edipo es un término creado por el psicoanalista Sigmund Freud, que se refiere a la etapa en la que los pequeños experimentan una atracción hacia su madre, reflejando sentimientos de amor y celos contra el padre. Este comportamiento generalmente se termina cuando el menor aprende a reprimir sus instintos sexuales.

Freud se inspiró en la historia del rey Edipo para ilustrar este comportamiento. Según la tragedia griega, Edipo mató, sin saberlo, a su padre Layo. Después se casó con su madre Yocasta. Sin embargo, al saber que se había enamorado de su propio hijo, ella decidió suicidarse y Edipo se quitó los ojos con los broches de su vestido.

El psicoanalista Carl Jung también estableció el complejo de Electra para explicar la atracción de la niña hacia su padre, como contraparte al complejo de Edipo. Jung se basó en otra leyenda griega en la cual Electra, vengando a su padre, Agamenón,  mandó a asesinar a su madre y a su amante.

Las muestras de celos provenientes de esta etapa en algunos casos pasan desapercibidas, y en otros casos se ven reflejadas simples anécdotas divertidas

Este comportamiento es una etapa normal del desarrollo infantil  debido a que ellos siempre fueron y son el centro de atención de los padres. Normalmente se  soluciona cuando los niños toman conciencia de lo que ocurre  y comprenden  que no van a perder el cariño de sus padres.